La transformación digital de Sprint con el director digital Rob Roy



<div _ngcontent-c14 = "" innerhtml = "

imágenes falsas

Getty

La transformación digital puede tener numerosos objetivos, desde ahorrar dinero hasta mejorar la satisfacción del cliente. Pero en Sprint, el objetivo es capacitar a los clientes internos y externos para que hagan lo que quieran, donde quieran, cuando quieran. Rob Roy y este equipo llamado The Hive adoptan un enfoque único para encontrar soluciones tecnológicas creativas que satisfagan las necesidades de los clientes y empleados.

La transformación digital en Sprint es una transformación cultural inversa. Significa abrazar nuevas ideas y trabajar en toda la empresa para crear productos sostenibles a largo plazo. Un enfoque importante de la transformación digital es interno, con la filosofía de que si los empleados tienen las herramientas que necesitan para tener éxito en el mundo digital, se extenderá a los clientes. Roy a menudo trae nativos digitales con nuevas ideas para su equipo. También se asocian con nuevas empresas y otros empresarios que tienen nuevas perspectivas sobre el futuro de lo digital.

Rob Roy, Director Digital de Sprint

Foto cortesía de Sprint

Para construir una transformación digital exitosa que sea aceptada dentro de la compañía, Roy dice que es importante hacer dos preguntas:

1. ¿Cuál es la dirección de la empresa y cómo se alinea la transformación digital con esos objetivos?

2. ¿Qué está diciendo el cliente? ¿Cuáles son sus principales puntos de dolor?

Combinar las respuestas a esas preguntas puede ayudar a las compañías a priorizar las áreas que son las más necesitadas y que tendrán el mayor impacto. Sprint utiliza comentarios de los clientes, análisis e interacciones reales con los representantes de ventas para establecer sus prioridades de transformación digital. Después de todo, la transformación digital no es efectiva si no es aceptada por los empleados y va en contra de los objetivos de la empresa.

En lugar de simplemente crear productos digitales y esperar lo mejor, el equipo de Sprint recibe información de los empleados y clientes sobre lo que les importa. Los miembros del equipo de transformación digital volaron a los centros de atención de platino y se sentaron con los mejores representantes de atención durante semanas para escuchar sus llamadas y comprender cómo los agentes se ocupan de sus días y trabajan con sus sistemas. Ver la tecnología en acción ayudó a identificar los puntos débiles y las formas en que la nueva tecnología podría mejorar la eficiencia y el trabajo de los representantes. Luego, el equipo creó un programa llamado AI Agent Assist que se adapta a la forma en que los representantes realmente interactúan con los clientes. Muchas empresas rechazan la nueva tecnología porque los sistemas no son intuitivos y requieren demasiados cambios, pero los nuevos programas de Sprint son familiares para los empleados porque jugaron un papel en su diseño. En lugar de trabajar en una caja aislada, Roy dice que es importante que los equipos trabajen hombro con hombro en toda la organización.

Para la transformación digital de Sprint, es importante adoptar nuevas ideas y crear un entorno innovador. Roy y su equipo pasan horas cada semana pensando en los procesos. Experimentan con nuevas tecnologías, intercambian ideas con líderes de pensamiento externos y se rodean de personas que quieren presionar más allá de la norma.

Mantenerse cerca de los clientes y adoptar nuevas ideas ha ayudado a que la transformación digital poco convencional de Sprint conduzca a resultados sorprendentes que están impulsando ideas futuras.

Escuche al Director Digital de Sprint, & nbsp; Rob Roy en el Podcast Cliente Moderno.

Blake Morgan es oradora principal, futurista de la experiencia del cliente y autora de dos libros, incluyendo su nuevo libro. "El cliente del futuro." Mantente en contacto con ella semanalmente. en su boletín de noticias.

">

La transformación digital puede tener numerosos objetivos, desde ahorrar dinero hasta mejorar la satisfacción del cliente. Pero en Sprint, el objetivo es capacitar a los clientes internos y externos para que hagan lo que quieran, donde quieran, cuando quieran. Rob Roy y este equipo llamado The Hive adoptan un enfoque único para encontrar soluciones tecnológicas creativas que satisfagan las necesidades de los clientes y empleados.

La transformación digital en Sprint es una transformación cultural inversa. Significa abrazar nuevas ideas y trabajar en toda la empresa para crear productos sostenibles a largo plazo. Un enfoque importante de la transformación digital es interno, con la filosofía de que si los empleados tienen las herramientas que necesitan para tener éxito en el mundo digital, se extenderá a los clientes. Roy a menudo trae nativos digitales con nuevas ideas para su equipo. También se asocian con nuevas empresas y otros empresarios que tienen nuevas perspectivas sobre el futuro de lo digital.

Rob Roy, Director Digital de Sprint

Foto cortesía de Sprint

Para construir una transformación digital exitosa que sea aceptada dentro de la compañía, Roy dice que es importante hacer dos preguntas:

1. ¿Cuál es la dirección de la empresa y cómo se alinea la transformación digital con esos objetivos?

2. ¿Qué está diciendo el cliente? ¿Cuáles son sus principales puntos de dolor?

Combinar las respuestas a esas preguntas puede ayudar a las compañías a priorizar las áreas que son las más necesitadas y que tendrán el mayor impacto. Sprint utiliza comentarios de los clientes, análisis e interacciones reales con los representantes de ventas para establecer sus prioridades de transformación digital. Después de todo, la transformación digital no es efectiva si no es aceptada por los empleados y va en contra de los objetivos de la empresa.

En lugar de simplemente crear productos digitales y esperar lo mejor, el equipo de Sprint recibe información de los empleados y clientes sobre lo que les importa. Los miembros del equipo de transformación digital volaron a los centros de atención de platino y se sentaron con los mejores representantes de atención durante semanas para escuchar sus llamadas y comprender cómo los agentes se ocupan de sus días y trabajan con sus sistemas. Ver la tecnología en acción ayudó a identificar los puntos débiles y las formas en que la nueva tecnología podría mejorar la eficiencia y el trabajo de los representantes. Luego, el equipo creó un programa llamado AI Agent Assist que se adapta a la forma en que los representantes realmente interactúan con los clientes. Muchas empresas rechazan la nueva tecnología porque los sistemas no son intuitivos y requieren demasiados cambios, pero los nuevos programas de Sprint son familiares para los empleados porque jugaron un papel en su diseño. En lugar de trabajar en una caja aislada, Roy dice que es importante que los equipos trabajen hombro con hombro en toda la organización.

Para la transformación digital de Sprint, es importante adoptar nuevas ideas y crear un entorno innovador. Roy y su equipo pasan horas cada semana pensando en los procesos. Experimentan con nuevas tecnologías, intercambian ideas con líderes de pensamiento externos y se rodean de personas que quieren presionar más allá de la norma.

Mantenerse cerca de los clientes y adoptar nuevas ideas ha ayudado a que la transformación digital poco convencional de Sprint conduzca a resultados sorprendentes que están impulsando ideas futuras.

Escuche al Director Digital de Sprint, Rob Roy en el Podcast para Clientes Modernos.

Blake Morgan es oradora principal, futurista en la experiencia del cliente y autora de dos libros, incluido su nuevo "El cliente del futuro". Mantente en contacto con ella semanalmente en su boletín.